No importa el “Made in __” sino el valor añadido

Gracias a un nueva cuenta que he empezado a seguir en Twitter recientemente (@WorldTradeLaw) -y que recomiendo a todo aquel con interés por el comercio internacional- encontré un artículo sobre las exportaciones y si el “Made in X” es relevante o bien, como he escuchado alguna vez, lo importante es de donde procede el valor añadido. (Aquí la noticia en el Washington Post)

Dejo para otro día una breve reseña al tema de la impresión 3D (que en mi opinión va a revolucionar el modelo de economía tal y como la conocemos, especialmente en lo que se refiere al comercio internacional de bienes) y busco datos para la balanza comercial.

He elaborado el gráfico debajo de estas líneas tomando los datos del Banco Mundial. Representa el saldo en cuenta corriente de la balanza de pagos en dólares americanos a precios actuales. La escala que he aplicado es en miles de millones. Versión a tamaño completo aquí

imageOMG!, atención la caída de China desde el inicio de la crisis y la subida de Arabia Saudita (productos manufacturados vs. Recursos energéticos –petróleo-)

¿Y qué es el saldo en cuenta corriente? Pues nada más y nada menos que la suma de las exportaciones netas de bienes, servicios, ingresos netos y transferencias corrientes netas. Según la Wikipedia, “expresa si un país ha gastado o no más de lo que su capacidad de renta le permite […] Cuando un país compra más de lo que vende tiene que financiar la diferencia con préstamos; por el contrario, si vende más de lo que compra, puede prestar a otros con el excedente generado. Este principio es una característica de la balanza comercial.”

¿Y esto es bueno o es malo? En todo caso, cabe precisar, ¿bueno o malo para quien? Además, si se financia el excedente… ¿quien concede esa financiación? Es un debate que viene de largo. Traduzco algunos párrafos del citado artículo que ha despertado mi interés:

“El iPhone en mi bolsillo fue “hecho” en China. Cuando fue importado a los Estados Unidos, fue tratado por el servicio de Aduanas de EE.UU. como un producto 100% chino, y añadió alrededor de 230 dólares al déficit comercial de 315.000 millones de Estados Unidos con respecto a China.

Pero mi iPhone está lejos de ser 100% chino. Fue montado por trabajadores chinos, pero la mano de obra china añadido sólo alrededor de 10$ al coste final. Los componentes de la batería del iPhone, los chips, la pantalla táctil, etc. provienene de proveedores en Europa, Asia y Estados Unidos. Mi iPhone también fue “Designed by Apple in California” y los trabajadores estadounidenses eran responsables de la mayor parte del desarrollo de software, gestión de producto y marketing. En definitiva, Apple y sus empleados estadounidenses capturaron más de la mitad del valor del iPhone.

Cada vez más, los expertos en comercio busca en las corrientes comerciales mundiales esta perspectiva de “valor añadido”. Este nuevo punto de vista no es sólo para los ‘expertos’ en el comercio. También tiene un gran potencial para ayudar a las autoridades de Estados Unidos tomar decisiones más inteligentes sobre el comercio, la globalización y el desarrollo económico.

Un nuevo estudio de la OMC / OCDE muestra que el déficit comercial de Estados Unidos con China es en realidad un 25 por ciento más bajo en términos de valor añadido. La balanza comercial global de Estados Unidos sigue siendo la misma, pero el valor de los insumos importados utilizados por los productores chinos se atribuye a los países proveedores de China, como Japón y Alemania, en lugar de China. El mismo estudio también muestra que los servicios -como el diseño, el desarrollo y la logística son un componente muy importante embebido de las exportaciones estadounidenses de bienes manufacturados. Por ejemplo, los servicios representan un asombroso 40 por ciento del contenido total de las exportaciones estadounidenses de vehículos y equipo de transporte.”

Buscando la fuente de la fuente, cual David Livingstone en busca del origen del río Nilo, aunque difícil de encontrar, aquí está: Trade in value-added: Concepts, methodologies and challenges. El texto es fácil de leer si se sabe un poco de inglés y utiliza bastantes ejemplos, como el del Iphone que he citado y que copia el medio de comunicación.

image

También recommendable Trade in Value Added and the Value Added in Trade por Robert Stehrera, del Vienna Institute for International Economic Studies y a la nota que le precede: International integration of production: factor trade and employment effects.

Anuncios

Los gigantes del comercio internacional: grandes cargueros

BBC publica un interesante reportaje sobre los grandes barcos de carga, pilar fundamental del comercio mundial (el 90% del comercio mundial depende del mar).

Maersk, que es la compañía de transporte marítimo más grande del mundo, va adquirir 20 nuevos barcos, a 190 millones de dólares cada uno (casi na’, póngame un puñado de esos…) con capacidad para muchos, muchos contenedores (18.000 cada uno). Estos navíos, de tipo “Triple E”, destacan por su capacidad y su tamaño, con 400 m de eslora. Comparando con los existentes:

El transporte por mar es uno de los más ecológicos. Cuanto mas grande sea el barco, mejor. Un carguero supone una emisión de CO2 de entre 5 a 30 veces menos que el transporte por carretera y hasta 100 veces menos que el avión (fuente).

Al parecer lo que tiene previsto Maersk con estos cargueros es que realicen la ruta de mercancías más importante, Asia-Europa, disminuyendo la velocidad para ahorrar combustible (lo que en la jerga del sector llaman “slow-steaming”) y compensando la lentitud con la capacidad de carga.

He aquí a los gigantes del comercio mundial; Lentos pero poderosos.

Enlace

Sobre las guerras de divisas y la política monetaria

“Cuando los bancos centrales han reducido su tasa de interés a corto plazo a cerca de cero y por lo tanto agotado sus métodos monetarios convencionales, recurren a medios no convencionales como QE o convencer a la gente de que la inflación se elevará. Ambas acciones deben bajar los tipos de interés real (ajustados por inflación).

Esto puede estar ocurriendo ahora en Japón. El objetivo principal de esta política es estimular el gasto interno y la inversión. Como un subproducto, la disminución de las tasas reales suele debilitar la moneda y a su vez tiende a deprimir las importaciones. Pero si la política tiene éxito en la reactivación de la demanda interna, con el tiempo dará lugar al aumento de las importaciones.!

Sobre las guerras de divisas y la política monetaria

Los mejores países para hacer negocios

Hace años que se borraron las fronteras en el mundo. El planeta semeja cada vez más una piel lisa. Los empleados, sobre todo los más cualificados, trabajan igual en Turquía que en Suráfrica. Ambos países, por cierto, representan parte de la cartografía de este nuevo mundo económico. Pero antes de que lleguen los trabajadores lo hacen las empresas. Y estas se instalan allí donde existen más oportunidades de hacer negocios. La actividad empresarial, conviene no olvidarlo, es un ejercicio de tiempo, paciencia, habilidad, tesón… y confianza. Con estas materias está construida. Así que en un mundo cada vez más ancho, y esperemos que menos ajeno, conviene preguntarse: ¿cuáles son los mejores territorios para hacer negocios?

Los mejores países para hacer negocios

Minientrada

La amistad franco-alemana

Es difícil no preguntarse si a la larga cabe que se mantenga una relación tan complicada

En febrero de 1945 Francia no fue invitada a la Conferencia de Yalta por la negativa de Roosevelt a que acudiera el general De Gaulle, con el pretexto de no haber sido elegido democráticamente. Aun así, con el apoyo directo de Churchill, Francia fue reconocida potencia vencedora y, en consecuencia, se le atribuyó una zona de ocupación en Alemania.

La amistad franco-alemana